HUIDA

 

Huida

Tarde, ya es tarde. Tarde para un perdón, una disculpa, para un simple adiós o tan solo para una explicación del porqué de esta huida.

 

Escapas. No eres valiente.

Crees que la solución es marchar(se), olvidar(se).

 

De aquellas noches infinitas, contando las estrellas.

De las tardes susurrándome al oído falsas promesas, que yo como estúpida creí.

De cuantas noches sin dormir, destrozándonos los pies de tanto baile.

De noches en vela, soñando despiertos.

De nuestros lugares secretos, donde nos comíamos a besos el mundo,  y la boca.

De miles de canciones dedicadas, y de abrazos clavados en el alma.

De tantos y tantos momentos…

 

Que los recuerdos están para recordarlos.

Y déjame decirte… que la respuesta no es la huida.

Att. Con mucho amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s